30 de diciembre de 2011

Análisis "Sonic Generations"



Después de la salida de Sonic 4 y Sonic colors, Sega aseguró que iba a dar un descanso a su mascota, pero siendo el  20 aniversario de este, no han podido resistirse y trabajar en un juego conmemorativo del erizo azul. Así pues se pusieron manos a la obra creando un juego en el que puedes manejar tanto al Sonic de los 16 bits y el Sonic posterior.  En este disco visitaremos fases ya conocidas y puestas a punto para la jugabilidad  de los 2 Sonic, aviso a mí me da la sensación que es un juego para todos los fans del erizo que llevan jugando con el 20 años por eso paso por alto la reutilización de ciertas fases, pues todas las conocerán.

HISTORIA
Al igual que pasa en su eterno rival fontanero, la historia es un merito tramite para la sucesión de niveles y que haya un hilo conductor. Sabiendo esto nos encontramos en la fiesta cumpleaños de Sonic, en la cual van a darle su regalo. En ese momento un ente obscuro aparece y se carga la fiesta alterando el espacio y el tiempo. Sonic es el único que no es atrapado y decide ir a salvar a sus amigos, su sorpresa es grande cuando descubre que su yo del pasado está en la misma situación y deciden trabajar juntos para salvar a sus amigos.


JUGABILIDAD
Entramos en terreno interesante, el juego nos llevará por 3 mundos, con 3 fases cada uno en la que podremos jugar con el Sonic gordito y el Sonic rashulon. Estas fases cambiarán en jugabilidad a razón del Sonic que usemos. El primero serán pantallas de típico scrooll lateral en la que avanzaremos esquivando trampas, atajos y evitando enemigos como siempre. Y por el otro lado, la cámara se pondrá de tras del erizo y avanzamos a toda velocidad por los niveles. Aquí he notado que, sobre todo los primeros niveles, se trata de avanzar y poco más. Pequeñas zonas con pocos enemigos y mucho salto y escena automática. Pero según avanzas, sobre todo en el tercer mundo estas pantallas empiezan a tener la chicha,  que yo creo que le faltan a las primeras. Menos velocidad, más enemigos y trampas o ajustar más los saltos. Es decir el Sonic de toda la vida pero con la distinta cámara.
El desarrollo de los niveles esta muy trabajado, hay distintos caminos y opciones para llegar cuanto antes al final del nivel y conseguir mayor puntuación, para mi un aspecto muy bien trabajado. Sin embargo he de decir que en muchas ocasiones el control del erizo se me ha hecho un poco complicado, pues en los saltos más simples no puedes clavar el salto por que siempre Sonic se va un poco más hacia delante o hacia algún lado por inercia. Y en muchos niveles llega a desesperar bastante clavar ese salto difícil y en vez de quedarse quieto sigue para adelante y se suicida. También quiero hacer una crítica negativa a la última pantalla en la que se desarrolla el combate final. Sin desvelar nada, decir que el control es horrible, tienes la sensación de no poder controlar a tu personaje y sumado a que tienes un tiempo limitado… A mi personalmente me desesperó.
Por otro lado, y volviendo a las fases, como había dicho hay 3 fases en cada mundo, cuando te las pasas con los 2 Sonic cada una accedes a unos retos de distintos tipos. Algunos de estos son obligatorios para conseguir las tres llaves que hacen falta para enfrentarte al jefe final. Junto a estos retos en cada mundo nos podemos, o más bien debemos enfrentarnos en duelo tanto a Metal Sonic, Shadow o Silver para conseguir las Gemas del Kaos que protegen. De estos retos, el primero es en modo Sonic clásico y los otros 2 con el moderno. Decir que los enfrentamientos tanto con Shadow y Silver son un poco decepcionantes, demasiado sencillos y con rutinas muy repetitivas.
Por último, los  jefes finales siguen un poco el camino de los enfrentamientos por las Gemas del Caos, muy sencillos y de rutinas muy repetitivas y sumado al enfrentamiento final con tan mal control, me han resultado un poco sosos. Creo que los han querido hacer accesibles a todo el mundo y se han pasado un poco. Espero que en próximas entregas lo trabajen un poco más.

GRÁFICOS
Nos encontramos un juego visualmente bonito con escenarios muy pero que muy currados con muchos detalles. Pasa un poco como en Donkey Kong Returns o el nuevo Raiman: Origins, son juegos en los que gusta ver el escenario por lo bien plasmado que está visualmente. Los personajes están bien trabajados y se mueven por el juego con soltura. Ciertamente no creo que sea un juego que exija mucho ni a PS3 ni 360 y que decir del Pc… pero queda unos gráficos resultones y coloridos. Es en las cinemáticas donde encuentro yo algún pero. Sobre todo por algunos momentos que los movimientos quedan un poco simples como si faltara alguna animación, pero poco más. No son ni mucho menos sangrantes, solo que notas algo raro.

SONIDO
El apartado sonoro esta a un gran nivel, remixeando los temas de las distintas fases. Todo muy acorde con la dinámica del título animando a correr un poco más y pasarte la fase en el mínimo tiempo posible. Personalmente me ha parecido un trabajo bien hecho y acompaña perfectamente. Finalmente las FX son como siempre acordes con el título y con poco más que contar.

CONCLUSIONES
Nos encontramos con un buen juego de plataformas que mezcla pasado y presente de Sonic, consiguiendo encandilar con las fases retro y remontando al final con las del  erizo moderno. Aun así creo que aun le queda un poco a Sega para alcanzar la excelencia en sus plataformas de Sonic en 3D, pero si potencian lo bueno de este Generations irán por buen camino. Un buen guiño para los fans y un digno juego para el 20 aniversario del erizo azul. Decir que es un juego RECOMENDABLE,  y en especial media a todos los fans de Sonic que lo disfrutarán aun más que el resto.

LO MEJOR
Poder jugar con ambos Sonic, el desarrollo de los niveles, algunos desafíos son interesantes.

LO PEOR
El control en algunos momentos puede desesperar, los jefes finales, que no te acompañen Tails o algún personaje más en la aventura.